GRÁVALOSDIMONTE, Arquitectura Zaragoza

gravalosdimonte 

arquitectos

Concurso Mercado central Zaragoza UTE ACCUA
Fecha
2017
Lugar
Zaragoza
Clientes
Ayuntamiento de Zaragoza
Premios
2º premio concurso

Propuesta para la fase transitoria del Mercado Central y sus repercusiones en el estado definitivo.
La situación de reforma del Mercado supone el realojo de la gran mayoría de los minoristas que
actualmente lo ocupan. Esta situación, en la mayoría de los casos, generalmente se soluciona con la
instalación de una carpa temporal que simula, durante un tiempo, la organización que ya tenía el
mercado inicial, aglutinando a todos los minoristas en torno a un espacio único. Esta estrategia da
una solución a las cuestiones de la logística y de la proximidad entre los diversos puestos de venta,
sin embargo, presenta dos graves problemas:

• El coste económico de la carpa es muy elevado. Se trata de una inversión que da respuesta
solamente a la fase transitoria, pero que una vez concluida esta, no deja huella ni revierte
nada a la ciudad.
• El impacto urbano que puede tener una pieza transitoria de las características necesarias
para realojar a todos los minoristas en un entorno histórico a lo largo de un periodo
establecido entorno a dos años, puede deteriorar seriamente el paisaje urbano.
Por todo ello, se han buscado soluciones alternativas que permitan ensayar nuevos modos de
realojamiento de una parte de los comerciantes y que a su vez permitan activar diversas zonas tanto
en la fase transitoria como en el estado definitivo. Este sistema se logra a través de la implantación
de “microlonjas”, consistentes en agrupaciones de comerciantes que a través de una oferta diversa
(verduras, pescado, carne, etc…) van creando pequeños núcleos que tienen el carácter de ser un
mercado.

Se ha estudiado la disponibilidad de edificios y locales sin uso, así como los solares existentes a
ambos lados del mercado. Por una parte se ha analizado el entorno próximo del barrio de San Pablo,
detectando numerosas oportunidades de ocupación de locales. Por otra, se ha realizado la misma
operación en el entorno del Temple. En ambas zonas existen numerosas oportunidades de alojar las
microlonjas. Se ha estudiado así mismo una tercera zona, correspondiente al ámbito del Palacio de
Fuenclara, donde se propone la implantación de un mercado, esta vez con un carácter más vinculado
al turismo, de modo que sirva de foco atracción al flujo generado por la calle Alfonso. De las tres
zonas, se ha realizado un estudio exhaustivo de los locales disponibles, precios, superficies,
características, etc., de modo que esta estrategia pudiera garantizar su viabilidad.
Esta intervención, presenta las siguientes ventajas:

18
1. En la fase transitoria, se dan alternativas de localización a los comerciantes actuales que se
distribuyen en plaza anexa al mercado (carpa) y también por los actuales locales sin uso
infiltrándose tanto en los barrios de San Pablo como el del Temple.
2. La propuesta reactiva espacios inactivos de la ciudad. Se trata de pequeñas reformas o
adecuaciones en locales existentes, actualmente sin uso, para alojar temporalmente
microlonjas de 5-6 puestos. Esta actividad generada pretende mantenerse una vez que
vuelva a entrar en funcionamiento del mercado, ya sea con los minoristas establecidos en la
fase transitoria o bien con nuevos comerciantes. En este sentido, una vez generado un flujo
comercial podría abrirse la oferta a otras propuestas menos convencionales pero siempre
conectadas con la actividad.
3. La inversión realizada, deja huella, ya que una vez acabada la fase transitoria, ese local
estará disponible para continuar esa actividad u otra alternativa.
4. Genera una actividad económica. Alquiler de local, reforma, uso, etc… La actividad económica
provocará una actividad urbana, y por tanto una revitalización del entorno.
5. Genera flujos de gente, reactiva calles que actualmente no tienen actividad (calle Armas) o la
tienen concentrada en franjas de ocio nocturno (calle Temple).